Qué ver en Tralee y alrededores

No os vamos a engañar, Tralee no es un imprescindible y tampoco es una joya olvidada de Irlanda, pero si os estáis planteando visitar el condado de Kerry en profundidad quizás deberíais visitarla. ¿Por qué? Pues porque por algo es la capital del condado y porque sólo necesitaréis un par de horas para verla. Dicho esto, hablemos de qué ver en Tralee y alrededores.

Tanto si venís en coche desde la Península de Dingle, como si habéis llegado en transporte público a la ciudad, una de las paradas imprescindibles es el pueblo de Blennerville (1). Este pueblo, a 3,4 km de la ciudad de Tralee, fue, antiguamente, el puerto de la ciudad y, a día de hoy, aún alberga el molino de harina operativo más grande de Irlanda.

Puerto de Blennerville y molino

En un día despejado, Blennerville os atrapará

Si llegáis a Tralee en transporte público, os animamos a que lleguéis a Blennerville andando. Este paseíto no sólo os servirá para calentar motores, sino que os permitirá apreciar el paisaje de humedales de Tralee desde la distancia. Nosotros optamos por verlos sólo desde lejos, pero si queréis visitarlos os podéis acercar al Tralee Bay Wetlands Centre (2).

Humedales de Tralee

Otra opción es dar un paseo en barca por los humedales

Una vez en el centro de Tralee, nosotros lo primero que hicimos fue recorrer Prince’s Street. Esta calle alberga cada sábado el mercado agrícola, pero os adelantamos que son sólo un par de puestos de frutas y verduras. En esta misma calle se encuentra la Iglesia de la Santa Cruz (3), una iglesia que, a pesar de no aparecer señalizada ni en Google maps, nos gustó bastante. El templo pertenece a la Orden dominicana y se construyó en el siglo XIX.  

Interior de la Iglesia Dominicana de Tralee

La Iglesia Dominicana

Otra de las calles que no debéis dejar de recorrer es Bridge Street. Esta calle es una de las principales arterias de la ciudad y se caracteriza por su ambiente comercial.

Desde aquí nos dirigimos hacía el Ashe Memorial Town Park, el parque municipal de Tralee. En pleno parque se encuentran el Siamsa Tíre, sede de la Compañía Nacional de Teatro Folclórico Irlandés; y el Ashe Memorial Hall, que alberga el Museo de Kerry (4).

Parque infantil en el Ashe Memorial Town Park

Parque infantil en el Ashe Memorial Town Park

De nuevo desde la calle principal, nos acercamos a la Iglesia de St. John (5), la iglesia más importante de Tralee.

Interior de la Iglesia de St. John

Como podéis ver, y tal y como os adelantábamos, Tralee se ve en cuestión de un par de horas, por lo que os recomendamos que intentéis integrar esta parada en otras rutas por el condado de Kerry. Nuestra recomendación es que incorporéis la parada en Tralee al roadtrip que os proponemos para descubrir la Península de Dingle (proximamente). Sin embargo, si contáis con poco tiempo, a título personal es una parada de la que yo prescindiría. Y vosotros, ¿la incluiréis en vuestro viaje a Irlanda?

 

Related posts

Leave a Comment