Viajar y ser vegetariana: ¿una combinación posible?

A pesar de que mis post más gastronómicos hablen de todo tipo de comidas, quizás algún lector con alma de detective se haya podido percatar de un pequeño detalle: soy vegetariana.

En este post no pretendo, sin embargo, explicar las razones que me llevaron a hacer este cambio en mi vida (porque no considero que el cambio haya sido solo en mi dieta), ni tampoco transformaros al veganismo. Lo único que pretendo es hacer patente un hecho: ser vegetariano y viajar es un tandem más que posible. ¿Queréis saber cómo?

   1 – No todos los platos típicos llevan carne.

Empecemos por desmentir una idea que parece estar muy arraigada: si eres vegetariana, no puedes disfrutar de la gastronomía local.

Vale que quizás no te puedes comer una “auténtica” paella o que la fabada sin chorizo son solo alubias, pero anda que no existen platos vegetarianos por ahí… Por ejemplo, los pierogi más típicos de Polonia son los de patata y queso (que vale que vegano no es, pero muchos vegetarianos lo pueden comer).

Dos platos de pierogis, empanadillas polacas

La oferta de pierogis vegetarianos es muy amplia y es uno de los platos más típicos de Polonia

Por otro lado, tenemos las alternativas veganas de platos típicos que suelen llevar carne. Por ejemplo, en Hungría fui capaz de probar el goulash o, mejor dicho, su variante vegana, en un puesto de street-food. Vale, que no es técnicamente lo mismo, pero, sinceramente, bueno estaba un rato.

Goulash vegano servido en pan

Variante vegana del Goulash

Dos platos de Scottish Breakfast, uno de ellos vegetariano

Arriba un Scottish Breakfast “normal”, abajo la versión vegetariana y ambos son bombas de colesterol

Y eso por no hablar de la gastronomía de esos países asiáticos en los que gran parte de la población es vegetariana.

Naan y plato de verduras al curry

La gastronomía hindú, por ejemplo, incluye muchos platos vegetarianos

En conclusión, platos típicos sin carne ni pescado hay, y si no, en algunos países podremos optar por alternativas veganas del plato tradicional. Así que quede claro que, aunque seas vegetariano podrás probar gastronomía típica y sabores nuevos.

   2 – Puede haber un restaurante vegano/vegetariano más cerca de lo que te imaginas.

En Hungría, en Polonia, en Andalucía, en el País Vasco… dónde menos te lo esperes puedes encontrarte un restaurante centrado en este tipo de alimentación 100% vegetal. Y aquí te contaré maneras de encontrarlo.

En primer lugar, dejadme que os cuente uno de los problemas que le veo a acudir a estos restaurantes (y no, no es el precio porque no son una alternativa cara). Yo suelo optar por estos sitios como plan B porque en algunas ocasiones me parece que es casi como ir a una hamburguesería si comes carne: es una alternativa que alimenta, pero a veces carece del factor “gastronomía diferente”. Al final puedes estar probando algo nuevo para ti, pero quizás es algo que también encontrarías en un restaurante vegano al lado de casa. Esto no pasa en todos los restaurantes, pero es algo que puedes encontrarte. Aun así, en estos restaurantes también puedes descubrir platos riquísimos y ya verás que la forma de cocinar la verdura en cada sitio tiene el toque local que tanto buscamos en nuestros viajes.

Plato con falafel, verduras, ensalada y quinoa

El falafel y la quinoa no son típicos de Polonia, pero la salsa de remolacha es su toque local

Otro problema es que si viajas con gente que no sea vegetariana quizás discrepáis a la hora de elegir restaurante. Encontrar una solución para esto ya depende de la diplomacia de cada uno. Siempre se puede llegar a un acuerdo.

Hechas las aclaraciones pasemos a cómo encontrar este tipo de restaurantes. Aquí entra en juego nuestra querida tecnología, aunque hay ciudades en las que simplemente te irás chocando con ellos.  A mí esto me pasó en Budapest, una ciudad que me sorprendió mucho en este aspecto y que es ideal para vegetarianos. Pero vamos, que si no te los encuentras cómo setas, la app/web clave, al menos para mí, es Happy Cow.

Captura de pantalla de la web Happy Cow

Ya que os hablaba de Budapest aquí tenéis las opciones que hay allí según Happy Cow

Con esta aplicación puedes encontrar los restaurantes veganos, vegetarianos o veg-friendly que hay cerca de tu ubicación y ver las opiniones de otros usuarios (como TripAdvisor, pero cruelty free).

A nivel local también hay aplicaciones muy interesantes. Un ejemplo es Barcelona Veg, la aplicación que uso yo cuando no estoy de viaje. Lo único malo es que esto ya depende del destino al que vayáis.

Capturas de pantalla de la aplicacion Barcelona Veg

Capturas de pantalla de la app Barcelona Veg

   3 – Que el idioma no sea un problema

Este es un truco que aprendí de los viajeros con alergias y que a los vegetarianos nos viene también muy bien: lleva tarjetas con tus necesidades dietéticas escritas en varios idiomas. De esta manera no existirá la barrera del idioma y el camarero sabrá que no comes carne.

Y ya que este punto es breve, añado aquí un pequeño agradecimiento a los restaurantes que ponen símbolos en el menú. Ojalá lo hiciesen todos, porque esa hojita verde me ha ahorrado mucho tiempo en la vida.

   4 – El comodín del alojamiento

Esto aplica tanto para viajar vegano como para viajar low-cost: busca alojamientos con cocina, ya sea Airbnb u hostal. Así podrás cocinar tu propia comida en lugar de depender de los restaurantes que haya por la zona. Vale sí, sé que no apetece, pero en ciertos casos es lo más sano, para ti y para tu bolsillo.

Balda de supermercado se ven paquetes de Pan di Stelle, unas galletas italianas

Además de ahorrar te da una excusa para visitar el supermercado buscando también cosas insanas

Sobre Airbnb poco os puedo explicar porque seguro que lo conocéis incluso mejor que yo. Ahora bien, sobre albergues y hostales sí que tengo un consejo que daros: no deis por sentado que tendrá cocina. Este es un error muy de novato, pero a mí me ha pasado (y lo mismo aplica al tema sábanas). Aseguraos que entre los servicios se incluya la cocina, porque obviamente todos tienen, pero en algunas no os dejaran pasar.

   5 – Es más fácil si eres flexible.

Este punto puede parecer contradictorio, ¿por qué si digo que es posible viajar y ser vegetariano ahora digo que hay que ser flexible? Pues porque en un viaje puede pasar de todo y la clave está en adaptarse.

Los vegetarianos tenemos la suerte de que, si no comemos carne, pescado, huevos o leche, no es porque no podamos sino porque no queremos (a menos que además seáis alérgicos a alguna de estas cosas, pero ya me entendéis). No nos vamos a morir porque en nuestra ensalada resulte que había atún o porque pidas un plato que parecía inofensivo y te lo sirvan con una loncha de bacon al lado (real story). Esto no significa que el viaje sea el comodín para comerte un chuletón, pero hay ocasiones en las que hay que ser flexible.

Os pongo un ejemplo. En uno de nuestros viajes a Italia cometí otro error de novata y no consulté al camarero. Me confíe en que algunos ingredientes de mi pizza debían ser diferentes tipos de queso, con la mala suerte de que uno de ellos era en realidad un tipo de jamón… ups. La cosa es que te llega una pizza con jamón y culpa del camarero no es, así que, ¿qué haces? Pues, al menos yo, lo tuve claro: comérmela. No me iba a matar y, en cuanto al cerdito que venía con la pizza, me parece peor tirarlo a la basura.

También puede ser que no sea un error tuyo y que simplemente no haya otra opción. Que después de buscar una alternativa resulte que no hay manera y tú, obviamente, tienes que comer. De nuevo para mí está claro: es adaptarse o pasar hambre.

cono de patatas frias con salsa andalouse

Aunque siempre nos quedará la ensalada, o mejor, patatas fritas

Teniendo en cuenta todo esto, ¿seguís creyendo que ser viajero y vegetariano es imposible? Y si ya lo sois, ¿creéis que me he dejado algún consejo? ¿Qué apps usáis vosotros? ¿Habéis tenido alguna experiencia o anécdota curiosa con este tema?

Related posts

10 Thoughts to “Viajar y ser vegetariana: ¿una combinación posible?”

  1. Poco a poco van surgiendo mas restaurantes con opciones vegetarianas y con la aplicación que recomiendas será mucho más fácil encontrarlos estando de viaje!! Yo no soy vegetariana pero me gusta comer de todo y a veces huyo de la carne 😅 Por cierto, me encanta que los vegetarianos también comáis bombas de colesterol 😂
    Saludoss

    1. Miriam

      Totalmente cierto. Hace unos años probablemente la conclusión hubiera sido que viajar y ser vegetariana es una misión suicida pero ahora se puede y en unos años quizás hasta sea facilísimo.
      Un beso 😘

  2. Luz

    Me parece genial que compartas esta experiencia, sobre todo por que es posible disfrutar de la gastronomía local siendo vegetariana y, como no, mejor que mejor, como dices, en países asiáticos, que es más fácil. Personalmente no soy vegetariana, pero no como mucha carne. Pd: gracias por descubrirme la app Happy Cow 😉 No la conocía.

    1. Miriam

      Muchas gracias!!
      Lo de la gastronomia local es algo que yo tambien creia al principio. Pensaba que no podria probar platos tipicos pero al final me he sorprendido encontrando cosas. Obviamente tienes que investigar los platos tipicos buscando lo que sea apto para vegetarianos pero el tiempo invertido vale la pena cuando los pruebas.
      Un beso 😘

  3. He sido vegetariana por 9 años. Por otro problema aparte me han tenido que quitar gluten maiz, azucar, patatas, champis y lacteos, así que después de unos 6 meses desnutrida he decidido volver a comer pescado, al menos hasta que vuelva a poder comer de todo.

    Antes de este problema médico el único lugar donde he pasado hambre siendo vegetariana ha sido en Cuba.

    Por lo demás se puede viajar perfectamente siendo vegetariano!

    1. Miriam

      Gracias por compartir tu experiencia Ascen! Espero que la parte de limitaciones por salud vaya a mejor, conozco algunos casos en los que la tolerancia a ciertos alimentos ha ido mejorando con el tiempo pero todo depende de cada caso concreto. Justo por eso decia lo de ser flexible, la contribucion que haces habiendo reducido el consumo de carne es tan grande que nadie puede poner en juicio tu decision de comer pescado (y esto hay gente a la que le cuesta un poco entenderlo).
      Me apunto Cuba como destino problematico para asegurarme de estudiarlo bien antes de ir (y llevar comida jeje)
      un beso enorme 😘

  4. hola,
    Cada día intentamos comer mejor y no tanta comida basura.
    Porque el queso no es vegano?
    Siempre tengo esa pequeña duda..
    Muy buen post para concienciar a la gente.
    Un saludo.

    1. Miriam

      Hola Laura, muchas gracias por tu comentario 😊
      Mucha gente ha optado por añadir comidas veganas a su dieta por temas de salud y es algo que nos encanta. Ojala llegue el dia que gracias a ello no tengas que estudiarte la carta de los restaurantes antes de entrar porque sepas que tendran minimo una opcion vegetariana (como minimo).
      Con el queso, existen versiones veganas que estan muy buenas. En Canarias se puede comprar queso de almendras facilmente porque en algunas islas se prepara como postre, es una variente muy dulce pero es un buen ejemplo. Sobre porque el queso “normal” no es vegano se podria escribir un post al completo asi que si te interesa algun dia te lo explico (mejor no por aqui porque los ejemplos de la crueldad animal que conlleva no son agradables).
      Me alegra mucho que te haya gustado el post y gracias de corazon si el intentar comer mejor te ha llevado a reducir el consumo de carne. Un beso enorme 😘

  5. Es cierto que cada vez hay más alternativas gastronómicas para vegetarianos y veganos, pero solemos conocerlas en nuestra propia ciudad…nosotros nunca nos lo habíamos planteado, porque comemos de todo, pero haciendo memoria de los viajes en casi todos podríamos haber tenido una dieta 100% vegerariana. Super interesante el post, creo que puede ayudar mucho a la gente vegetariana que le gusta viajar. ¿cuál dirías que es el mejor plato vegetariank que has probado en un viaje?

    Saludos

    1. Miriam

      Hola Pablo y Patri,
      Si, en Barcelona yo conozco muchísimos sitios pero sólo es cuestión de buscar opciones allá donde viajamos. Es más difícil siendo vegana y es por lo que aún no he terminado de hacer la transición…
      Pues en Londres comí super bien, en los mercados había siempre opciones vegetarianas/veganas y probé cosas deliciosas. Me encantaron las alternativas veganas del Xiaolongbao que probé en Brick Lane, creo que es lo que más me ha gustado hasta ahora. También es verdad que era uno de mis platos favoritos también antes jeje. Me pasa lo mismo con el sushi.
      Un saludo, 😘 😘

Leave a Comment