Tres vistas de Londres buenas, bonitas y GRATIS

Una de las primeras cosas que venían a mi cabeza cuando pensaba en Londres era el London Eye. Y es que, realmente, se trata de un imprescindible en cualquier viaje a la capital inglesa, pero un imprescindible no apto para todos los bolsillos. Treinta minutos subidos en la famosa noria cuestan la friolera de 26€: una de las vistas más caras que me he encontrado nunca.  Por suerte, para todo hay alternativas y algunas de ellas son GRATIS.

   (1) SKYGARDEN

Comencemos por lo urgente. Si estáis leyendo esto tres semanas o más antes de vuestro viaje a Londres, plantearos seriamente reservar en el Skygarden.

BIENVENIDOS A SKYGARDEN

En el número 20 de Fenchurch Street se alza el “Walkie-Talkie”, nombre con el que se ha apodado a un rascacielos de 36 pisos, y en sus últimos pisos se encuentran un mirador, un jardín vertical y tres restaurantes. Reservar en una de estas opciones hosteleras es una de las formas de acceder al Skygarden, pero recordemos que este post nace de la necesidad de cuidar nuestros bolsillos. Lo mejor, por lo tanto, es reservar la visita gratuitamente desde la web (de ahí que necesitéis esas tres semanas de margen).

Pero aún no hemos entrado en el tema que nos interesa: las vistas. Los pisos 35 y 36 de este rascacielos están cubiertos por una especie de “bóveda” de cristal que nos ofrece unas vistas de 360º de toda la ciudad. Un ejemplo: desde el primer mirador que nos encontramos, sin duda nuestro favorito, podemos ver el Támesis, así como todos los grandes hitos turísticos (que no son pocos) que se suceden a sus orillas.

UN EJEMPLO DE LAS VISTAS DESDE SKYGARDEN

   (2) ONE NEW CHANGE

Nuestro siguiente mirador no es un rascacielos, sino la terraza de un centro comercial: el One New Change.

Ya os comentamos (y si no lo habéis visto está aquí) que el día que visitamos la Catedral de St. Paul nos encontramos las galerías de Piedra y Dorada cerradas al público, con lo que nos perdimos las vistas desde las alturas de la gran cúpula del templo. Sin embargo, si os ha pasado lo mismo (o si simplemente habéis decidido no pagar por entrar a la Catedral) tenemos la solución: ved las vistas desde la terraza del One New Change. Este centro comercial se encuentra justo detrás de la catedral y, aunque se encuentra a una altura algo más baja que estas galerías, tiene el gran punto fuerte de que desde él sí se ve la cúpula (obviamente desde la cúpula se iba a ver).

LA CÚPULA DE ST. PAUL EN TODO SU ESPLENDOR

En cuanto al alcance de las vistas, éste es más reducido que en el Skygarden (normal teniendo en cuenta que hablamos de un sexto piso frente a los 36 del rascacielos), pero si agudizamos la vista podremos ver el London Eye o, incluso, el Big Ben (o al menos la puntita). Sin embargo, son unas vistas que valen mucho la pena, aunque solo sea por disfrutar de las vistas que hay de la Catedral desde el ascensor.

LAS VISTAS DESDE EL ASCENSOR

   (3) LA TATE MODERN

Os traemos ahora la última de las vistas gratuitas de la ciudad que nosotros tuvimos la oportunidad de contemplar: las que se obtienen desde la última planta de la Tate Modern.

LA TATE MODERN DESDE EL TÁMESIS

La Tate Modern es a Londres lo que el Moma a Nueva York, todo un referente del arte moderno en la ciudad. Ahora bien, ¿somos nosotros unos entendidos en arte contemporáneo? No, pero aun así le dimos una oportunidad a la exposición permanente. ¿Por qué? Porque era gratis. Y, sorprendentemente, fuimos capaces de ver casi tres plantas antes de desistir y subir a la séptima planta en busca de lo que realmente estábamos buscando: las vistas.

¿Qué es lo que diferencia a estas vistas de las anteriores? Para empezar que podréis ver una panorámica totalmente diferente al del resto, ya que es el único de los miradores de este post que no se encuentran en la City de Londres, sino en la orilla opuesta del Támesis. Pero hay otra cosa que darán a vuestras fotos un acabado único: en ellas aparecerá una chimenea de 99 metros de altura. Y es que, el edificio que ocupa este museo era la antigua Central de Energía de Bankside, lo que le ha dado al edificio su característico aspecto.

ST PAUL Y LA CHIMENEA DE LA TATE MODERN

   (3+1) THE MONUMENT

Donde dije “gratis”, digo “barato” y es que no podía dejar de hablaros de The Monument. Nosotros lo visitamos con el London Pass, pero su precio, de sólo £4,50 lo hace digno competidor de las £23 que cuesta subir al London Eye o de las £26 que vale subir a The Shard (sí, se puede superar el precio del London Eye).

Ya os hablamos de este monumento al explicaros la ruta que seguimos con la London Pass así que resumamos: conmemora el famoso Incendio de Londres y mide 61 metros, que en escalones son 311 (ahí es nada). ¿Cuál es la única pega que le ponemos a estas vistas? La malla de seguridad que, aunque necesaria, deja poco margen a la fotografía.

EL WALKIE TALKIE DESDE THE MONUMENT Y LA ODIOSA REJA

…AUNQUE SIEMPRE SE PUEDE HACER UN APAÑO

Hasta aquí las alternativas que encontramos nosotros a los precios, en nuestra opinión, abusivos de la noria más famosa del mundo. Y vosotros, ¿conocéis otras vistas de Londres aptas para los bolsillos más ahorradores?

Related posts

Leave a Comment